fbpx

Boda en Finca de los Arandinos

En ocasiones todo sale bien a la primera, y esta fue una de ellas. Los novios, la luz, el sitio… todo fue como tenía que ser.

Olalla y Fernando unieron sus vidas en la Finca los Arandinos, en Entrena. Ambos viven en Barcelona y han viajado por medio mundo, pero la boda se celebro entre viñas riojanas y bañados por ese sol tan especial que trae septiembre.

Se trato de una celebración muy íntima, llena de ternura y cercanía. Familiares y amigos no podían borrar las sonrisas de sus rostros, daba la sensación de que la boda fuese un gran abrazo que les daban todos.

Al aire libre y en una ceremonia civil entre sillas blancas y una alfombra purpura se dieron el “si quiero”, el tiempo se detuvo unos segundos y el beso duro siglos.

Después de los abrazos y las felicitaciones de los asistentes, raptamos a la pareja unos minutos para tomar esas imágenes de matrimonio que podéis observar.

Parecía como si lo hubiesen hecho toda la vida, el ambiente era muy cálido y cercano. Solo tuvieron que dejarse llevar y tener en cuenta un par de indicaciones. Entre cepas verdes y despidiendo al sol, sus primero minutos como matrimonio quedaban inmortalizados.

Es un trabajo de los que te hacen sentir orgulloso de ser fotógrafo de boda.

No tuvimos la oportunidad de conocer mucho a Olalla y a Fernando, ya podéis imaginar como es este trabajo. Pero si algo nos quedo claro en el tiempo que les tratamos, es que hay gente en esta vida que se merece ser feliz. Por como son, por lo que hacen o por lo que dan. Olalla y Fernando son dos de esas personas.

finca los arandinos novia en finca los arandinos reportaje de novios en viñedo

Comparte este artículo:

Deja un comentario