Boda en el Hotel Viura

Hoy os dejamos con el reportaje de la boda de Alberto y Blanca, pareja que ya conocíamos porque tuvimos el placer de realizar con anterioridad su sesión de fotos preboda.

Esta vez los acompañamos en lo que es, sin duda, uno de los días más especiales en sus vidas. Llevaban meses con los preparativos, desde las invitaciones personalizadas obra de You and me hasta el último detalle, para que todo fuese perfecto, tal y cómo habían soñado.

La pareja, procedente de la Rioja Alta, en concreto de Baños de río Tobia, decidió casarse en la iglesia de Villabuena de Álava, un lugar perfecto y lleno de encanto para llenarnos de emoción en el momento del “sí quiero”.

Aquel día llegamos muy pronto a Villabuena y no pudimos dejar pasar la oportunidad de realizar fotos del entorno, lleno de centros de flores elaboradors por Floristería Rosi y de pequeños detalles, elegidos en  Tu y Yo con mucho mimo y cariño por los novios, que estuvieron hasta el último momento organizando los preparativos para la boda.

Ambos novios se prepararon junto a sus familias en el hotel Viura, un espacio donde la novia se siente cómo en casa ya que es su lugar de trabajo; gracias a ello estuvo rodeada de sus compañeros durante todo el día. Fue allí donde inmortalizamos los momentos previos a la boda. El novio, tranquilo y relajado conversando con amigos y familiares mientras disfrutaba los minutos previos a desfilar con un elegante traje de Enzo hacia el altar. La novia, también muy bien acompañada en la intimidad de la suite del hotel Viura, se preparó para lucir un favorecedor traje de Franc Sarabia de línea sirena con escote en V y una sofisticada espalda decorada con un fino encaje que continuaba en la parte delantera del vestido. Sin duda, estaban guapísimos y sonrientes, con una felicidad que se reflejó en su rostro durante todo el día.

Y ya por fin llegó el momento de ir a la iglesia de Villabuena de Álava. Antes de la llegada de los novios se podía sentir la expectación y los nervios de los familiares y amigos que les esperaban en la iglesia preparados para la ocasión. Su llegada, a lo largo de una imponente alfombra roja, fue uno de los momentos más emotivos del día.

Tras el sí quiero, disfrutamos de unos instantes a solas con los recién casados, en los que aprovechamos para captar fotografias cargadas de espontaneidad y naturalidad y ellos pudieron compartir las emociones vividas hasta entonces.

A continuación disfrutamos de la comida en el hotel Viura, donde se desarrolló el banquete en un espacio único y especial, impregnado de sutiles alusiones a la tierra y el vino y cubierto por un manto de barricas que completa su cuidada decoración.

Lo pasamos genial y los invitados bailaron hasta altas horas de la madrugada.

Gracias Alberto y Blanca por haber confiado en nosotros y sobre todo por los buenos momentos que pasamos realizando este reportaje. Esperamos sigáis igual de felices que hasta ahora y poder seguir reflejándolo a través de nuestras fotografías.

Comparte este artículo:

Deja un comentario